Escudo de Inglaterra

Titulares de los escudos por su nombre

SalmeronA 27 Insignia Marmorea jpg

Índice de los titulares de los escudos heráldicos ordenado alfabéticamente por nombre de su titular:

~ A ~

~ B ~

~ C ~

~ D ~

~ E ~

~ F ~

~ G ~

~ H ~

~ I ~

~ J ~

~ K ~

~ L ~

~ M ~

~ N ~

~ O ~

~ P ~

~ Q ~

~ R ~

~ S ~

~ T ~

~ U ~

~ V ~

~ W ~

~ Y ~

~ Z ~

Separador heráldico
Libro abierto, hojas de plata, filo de oro, guardas de gules, tapas de sable.

Parsons, R. J.; 1989

Robert John Parsons, pintor heráldico del College of Arms, «The Herald Painter», es un artículo que procede de la conferencia que R. J. Parson dio en The Heraldry Society el 18 de enero de 1989 en los locales de «The Society of Antiquaries» en Burlington House, Londres, y que posteriormente fue publicado en Coat of Arms, COA, An Heraldic Quarterly Magazine, número 146, The Heraldry Society, Baldock, Hertfordshire, verano de 1989.


En este artículo se realiza una revisión histórica de los pintores heráldicos del «College of Arms» y se analiza la creación de escudos de armas y de otros objetos como insignias, banderas, vidrieras, sellos, etc. Siendo es especialmente interesante su visión de la etapa actual del arte heráldico y, aún más, la descripción del propio método de trabajo del autor.

Recomiendo vivamente la lectura de este artículo y, adelanto aquí, algunas de sus ideas que, en su día, subrayé durante el estudio de este texto de R. J. Parsons, que es «herald painter to Her Majesty's College of Arms».

Tradición e innovación en el arte heráldico

Siendo la creatividad, la innovación y el conseguir un estilo propio características fundamentales de cualquier artista que se precie, al llegar los artistas al terreno de la heráldica y, más aun cuando se realiza para instituciones como el College of Arms, el peso de las normas y reglas de la heráldica, su larga tradición histórica, el reverencial respeto hacia ellas, el propio lenguaje del blasón, la necesidad de un proceso de iniciación que puede resultar largo, etc. hacen que los artistas frenen sus impulsos naturales, queden intimidados y se aferren a un cumplimiento estricto de reglas para evitar ser criticados, lo que dificulta que lleguen a la heráldica nuevas propuestas, ideas y estilos con el riesgo de convertirla en un lugar estático y anquilosado en el tiempo.

Método de trabajo de R. J. Parson

Robert Parsons nos cuenta que la primera fase de su método es realizar el dibujo completo del escudo y de su ornamento en papel de calco, comenzando por el escudo y, a continuación, trazando todo el ornamento exterior.

Esto lo realiza teniendo en cuenta que el principal problema que ha de resolver es la conciliación de la bidimensionalidad del escudo de armas con la tridimensionalidad de los elementos ornamentales exteriores, esto es de los soportes, los lambrequines, del timbre, etc. que han de ser ideados como si envolvieran al escudo. La medida en la que eso se logra proporciona una idea de la talla de cada artista.

Siluetas, expresividad y equilibrio

R. J. Parsons cree que son, probablemente, las siluetas de las figuras las que más caracterizan a cada artista y a sus diseños. Para él cada silueta ha de ser audaz y expresar emociones y las siluetas mantener entre ellas las proporciones que den equilibrio al conjunto, no existiendo reglas que garanticen un buen resultado estético.

Para conseguir la audacia y la expresividad de las figuras, especialmente en las naturales, el artista ha de realizar el realce de ciertos rasgos y la estilización de otros que dan como resultado, por ejemplo en bestias y aves, representaciones que se alejan de la realidad de la naturaleza.

Forma del escudo y espacio

Toda la delineación ha de realizarse dentro de la forma de la boca elegida para el escudo. Formas que, a su vez, han ido evolucionando con los tiempos, teniendo que tener en cuenta el artista que algunas formas facilitan más que otras la composición interior del escudo. Por ejemplo, nos destaca lo difícil que a veces resulta el encaje de las piezas y figuras dentro de los escudos en forma de «losange», romboidales, que tradicionalmente traían las damas solteras.

Sea cual sea la forma elegida, piezas y figuras han de disponerse para que utilicen correctamente todo el espacio interior, sin ser tan pequeñas para que sobre espacio y sin ser tan grandes para que el conjunto resulte abigarrado.

Ornamento exterior

Robert J. Parsons observa que actualmente se han relajado mucho las normas de protocolo que antiguamente regían el ornamento exterior, por ejemplo, en relación a las formas, posiciones y orientaciones de los yelmos dependiendo del que fuera a ser el titular del escudo, y que esta flexibilación ha ido a favor del arte, la estética y del equilibrio del conjunto del escudo.

Afirma que de todo el ornamento exterior, y muchos artistas heráldicos estaremos de acuerdo con él, lo más complejo es la realización de los soportes, sostenes y tenantes, y de los 3 son los tenantes, esto es, las figuras humanas, los más difíciles.

Las figuras humanas no tienen una caracterización propiamente heráldica como si la tienen leones, unicornios, jabalíes, etc. La caracterización de la mujer y el hombre en la heráldica se realiza a través de su atuendo y de los objetos que portan o les acompañan, siendo ropajes y objetos antiguos los más fáciles de caracterizar y, por el contrario, cuanto más modernos y, aún más, cuanto más desnudos más difícil y retadora resulta una realización heráldicamente atractiva de los tenantes.

Como regla general, Parsons nos aconseja que el peso visual de soportes, tenantes y sostenes, sea similar al del escudo, con el objetivo de que ni acaparen toda la atención del observador, por su excesivo tamaño, ni por pequeños resulten ridículos e incapaces de realizar su función, que es la de soportar la carga visual del escudo.

Esmaltes, sombras, bordes y brillos

Cuando termina su fase de dibujo, R. J. Parsons nos cuenta como lo transfiere a un nuevo soporte de papel y, a continuación:

  • comienza con el trabajo de dar los esmaltes por los metales,
  • el 1o que aplica es el oro mediante dorado con oro en polvo, si bien es conocido que otros artistas emplean panes de oro,
  • después el metal plata lo deja como el propio blanco del papel,
  • por lo que prosigue con los colores, para los que emplea gouache ~ aguada, que es una acuarela opaca, siendo el orden de claros a oscuros,
  • por lo que el primer color que aplica es el gules, que tiende a que sea algo translúcido,
  • luego van los medios tonos, el azur y el sinople.
  • para finalizar con el sable, que procura hacer algo más cálido con una mancha de siena tostado,
  • al terminar de aplicar los esmaltes, da las sombras para sugerir las formas, nótese que hay escuelas que dicen que todo ha de ser en tintas planas, sin sombras, ni luces, incluso sin los bordes delineados como, por ejemplo, se puede ver en Norsk Heraldisk Forening,
  • luego delinea las siluetas y
  • finaliza dando brillos para dar viveza a la composición.

El lema, divisa o mote es el último de los elementos con los que Robert John Parsons termina la elaboración de un escudo.


Referencia bibliográfica del siglo XX.

El autor es Parsons, Robert John.

En los siguientes artículos se cita esta referencia bibliográfica:

Recurso externo:

Separador heráldico

Términos heráldicos con todas sus letras diferentes

Los siguientes términos heráldicos tienen todas sus letras diferentes. Es posible que haya otros lemas de la heráldica, además de los enumerados a continuación, con estas características, por ejemplo, murciélago que además de tener las 5 vocales una sola vez, todas sus consonantes son también diferentes.

Bastón pery

Dicho de la traversa recortada cuyo largo es 1/3 del largo de la banda y su ancho 1/4 de la misma. En [Cadenas y Vicent, V. de; 2002; página 43, ver traversa].

Cruz plena

Pieza fundamental resultado de la unión de la faja y el palo. Como toda pieza, la cruz nace de los bordes del escudo, pero se le suele añadir plena para distinguirla de la multitud de cruces utilizadas en heráldica. En [Sanz Lacorte, J.; 2007; ver cruz llena].

Encumbrado

Dicho del monte que tiene una figura sumada a su cumbre. Por ejemplo, el escudo de Eslovaquia blasonado como «de gules, un monte de tres peñas de azur sumado de una cruz patriarcal de plata», podría blasonarse también como «de gules, un monte de tres peñas de azur encumbrado de una cruz patriarcal de plata». En este ejemplo de blasón me gustaría hacer notar el monte de color azul sobre el campo de color gules resultanto color sobre color.

Enguichado

Del francés «enguiché», adjetivo que [Real Academia Española; 1992] lo define como «dicho de una trompeta, de una corneta, etc.: Que están pendientes de cordones o liadas con ellos», si bien yo añadiría que para decirse así los cordones tendría que ser de diferente esmalte que el instrumento de viento.

Guarnecido

Dicho del caballo o cuadrúpedo con toda su la guarnición. Mientras que su femenino guarnecida se dice de la espada con su empuñadura de diferente esmalte que su hoja. Este lema está en línea con la 6a acepción de «guarnición» de [Real Academia Española; 1992] que lo define como el «conjunto de correajes» y otros «efectos que se ponen a» los caballos «para que tiren de los carruajes», «montarlas o cargarlas».

Lambrequín

Del francés «lambrequin», nombre, masculino, que [Real Academia Española; 1992] lo define como «adorno, generalmente en forma de hojas de acanto, que baja de lo alto del» yelmo y «rodea el escudo» y que «representa las cintas o tela con que se adornaba el» casco o para «proteger la cabeza» del caballero de «los rayos del sol». Lo más frecuente es emplear su plural, lambrequines, para referirse a la pareja formada por el labrequín diestro y el lambrequín siniestro, mientras que en inglés se usa «mantling» que es singular.

Probóscide

Término heráldico para referirse a la trompa y al hocico del elefante, por ejemplo, al blasonar un elefante con la probóscide alzada, esto es con la trompa levantada. Si bien procede del latín trompa ~ «proboscis», [Real Academia Española; 1992] parece aplicarlo únicamente a los insectos dípteros y no a los elefantes heráldicos.

Semitruncado

Escudo partido, tajado o tronchado con una de sus divisiones truncada [Sanz Lacorte, J.; 2007]. Término heráldico sobre el que tengo dudas de su pertenecia a la ciencia del blasón.


Categorías: Solución del acertijo, Bastón pery, Cruz plena, Guarnecido y Lambrequines.

Separador heráldico
Escudo de Inglaterra Libro abierto, hojas de plata, filo de oro, guardas de gules, tapas de sable.

Anonymous; 1800a

Apellidos Rondinos, Roxas, Rozas, Ruas, Ruanes, Rubios, Ruedas

Anonymous, «Armería de España», 124 páginas dobles, título en la página 9, procedencia Duque de Osuna e Infantado, 1800.


Cerca del 1800

El lenguaje del blasón tiene sus colores en castellano, por ejemplo colorado, negro, azu~azul, etc. Usa la letra ñ en el forro de armiño. Aunque esta datado entre 1701 y 1800, esto es, del siglo XVIII, en mi humilde opinión y por las 2 observaciones anteriores, creo que está mucho más cerca de 1800 que de 1701. El libro me resulta, si me lo permiten, encantadoramente colegial.

Orden alfabético de apellidos

Armorial ordenada por orden alfabético de apellidos, con 4 apellidos por página, estructurados como el apellido más su blasón y, opcionalmente, alguna observación nobiliaria a la derecha. Salvo en la última página 119, más que con linajes, es como si trabajara con apellidos.

Contenido

El libro no tiene índice y su contenido, escrito a mano, es el siguiente:

  • Las páginas de la 1 a la 8 están en blanco.
  • En la página 9, título del libro, empieza la letra A y apellidos Abarca, Abendaño, Abeo, Ablitas y Abrego con letra grande a mano y el blasón con letra pequeña también escrita a mano como todo el armorial.
  • En la página 10, siguen los apellidos con la letra A y su blasón con letra pequeña a mano.
  • En la página 23 empieza la letra B, sus apellidos y blasones, por ejemplo, los Barrasas en la página 25, que «traen un escudo de oro con seis leones de su color encontrados», que podría decirse «afrontados».
  • En la página 30 empieza la letra C, le sigue la letra Z en la página 42, se incluyen 29 apellidos con Z antes de la letra D y se insertan Cocas y Cuacas aunque con la letra C dentro de la letra Z.
  • Sigue en orden alfabético de apellidos desde la página 46 con letra D hasta la página 97 con la letra S, donde se incluye el apellido Sánchez en la página 99, que como linaje se incluirá al final del libro, y sigue con la letra S hasta la página 104.
  • En la página 105 empieza la letra T, apellidos Tabixas, Taboadas, Tafuxes,...
  • En la página 109 pasa de la letra T a la letra V, apellidos Vacas, Vadillos,... saltándose la letra U.
  • En la página 119 pasa de letra V a la U, de forma desordenada y sin incluir como título la letra capital U.
  • En la página 120 empieza la letra X y la letra Y.
  • En la página 122 la letra Z con sólo 3 apellidos adicionales con Z, recuérdese que la mayoría de los apellidos con Z se incluyeron a continuación de la letra C.
  • En la página 123 retorna a los Sánchez por testimonio de Pedro de Soto en cuyo poder están los libros de Armería de España de Andreas Heredia, Rey de Armas y, finalmente, el autor desconocido copia el texto para el apellido Sánchez, aquellos Sánchez que fueron «hijosdalgos, en Cangas de Cobadonga» ~ Covadonga de Asturias y termina con un poema de 8 versos, que transcribo a continuación.

    No digo otros linages mui preciados
    que en sangre, y en valor, son conocidos
    en solos sus solares heredados
    por suerte, y valor, bien merecidos,
    por que segunda vez, serán notados,
    mostrando sus escudos, y apellidos,
    y ansí perdonarán los que he dexado,
    porque es largo, el discurso comenzado
    .

  • A partir de la página 124 todas están en blanco.

Rey de Armas Andrés Heredia

El citado Andreas Heredia o Andrés Heredia fue Rey de Armas durante el reinado de Felipe III de España, lo que puede encontrarse en [Nieto y Cortadellas, R.; 1957a; Página 4] cuando escribe «La familia Sáenz del Pontón, luego conocida por Pontón, tuvo casa solar» ~ casa solariega, casa más antigua y noble de una familia, «con capilla propia en la iglesia parroquial, en el lugar de Galizano (perteneciente entonces a la merindad de Trasmiera, en las montañas de Burgos) que hoy forma parte del municipio de Ribamontán al Mar», al este de la Bahía de Santander, «partido judicial de Santoña en la provincia de Santander»... «certificado, hallé ser en un todo semejante a su original, en el cual aparece un documento, puesto por el Rey de Armas, cuyo tenor en la misma forma y término así dice»: «Yo, Nicolás de Campis» o Nicolás des Champs o Nicolás Deschamps, «Rey de Armas del Rey don Felipe, nuestro señor, tercero de este nombre» y que también lo fue del rey Felipe II, «certifico y hago fe entera y crédito a cuanto esta carta vieren cómo en los libros y copia de linajes que de estos Reinos tiene en su poder Andrés Heredia», o Andreas Heredia, «Rey de Armas, asimismo de Su Majestad, parece y está escrito el linaje y blasón de los Pontones»..., aunque ni los Sáenz del Pontón, ni sólo los Sáenz, ni los Pontón ni los Pontones lo he encontrado en este manuscrito copia de algunos de los registros de Andreas Heredia.


Referencia bibliográfica del siglo XVIII.

Clasificación: Manuscrito, Armorial y Lengua castellana.

Autor: desconocido.

Referencia bibliográfica mencionada en el artículo siguiente:

Recursos externos:

Separador heráldico
Escudo de Inglaterra Libro abierto, hojas de plata, filo de oro, guardas de gules, tapas de sable.

Nieto y Cortadellas, R.; 1957a

Rafael Nieto y Cortadellas, «La Generala Santander y sus parientes habaneros los Pontón», 35 páginas, 25 centímetros, sobre la famila Sáenz del Pontón, Archivo Nacional de Cuba, Edición reimpresa del Boletín del Archivo Nacional, tomo LVI, 1957.


Referencia bibliográfica del siglo XX.

Clasificación: Lengua castellana.

Autor: Nieto y Cortadellas, Rafael.

Referencia bibliográfica mencionada en el artículo siguiente:

Recursos externos:

Separador heráldico
Escudo de Inglaterra Libro abierto, hojas de plata, filo de oro, guardas de gules, tapas de sable.

Wade, W. C.; 1898

William Cecil Wade, «The symbolisms of heraldry or A treatise on the meanings and derivations of armorial bearings», 186 páginas, 95 ilustraciones en blanco y negro, Colección Robert Holmes, publicado por George Redway, Londres, 1898.


Las 95 ilustraciones representan fundamentalmente el elemento que cada una explica, así cuando describe el significado del águila, por ejemplo, lo ilustra con un águila de plata y otro águila de sable dentro de un escudo en la página 72. Un menor número de ilustraciones están dedicadas a escudos de armas concretos como, por ejemplo, es el caso de las armerías de William Shakespeare en la página 49.

Aunque en el Romanticismo buscamos el simbolismo de los elementos heráldicos, creo que el verdadero significado de cada uno de los elementos de un escudo de armas y de la organización y estructura de las armerías lo tiene, si es que lo tiene, su creador o primer portador. No por ello deja de ser un libro curioso cuyo contenido es el siguiente:

William Cecil Wade, 1898, cubierta y páginas 78-79 y 61
  • El origen de los escudos heráldicos; página 11.
  • El lado simbólico de la heráldica; página 13.
  • Colores y metales heráldicos; página 35.
  • Las forros heráldicos; página 38.
  • El significado de las líneas heráldicas; página 40.
  • El simbolismo de las piezas; página 43.
  • Las líneas de división del escudo; página 55.
  • Los colores no simbólicos de las cargas, capítulo con 2 párrafos solamente; página 57.
  • Simbolismo de las cargas; página 59.
  • Coronas, mitras, sombreros episcopales, etc; página 138.
  • Ejemplos de simbolismos de colores y heráldicos; página 149.
  • Cadencia y diferenciación; página 154.
  • Índice alfabético; página 162.

Referencia bibliográfica del siglo XIX.

Clasificación: Simbolismo y Lengua inglesa.

Autor: Wade, William Cecil.

En el siguiente artículo se cita esta referencia bibliográfica:

Enlace externo:

Separador heráldico
Escudo de Inglaterra Libro abierto, hojas de plata, filo de oro, guardas de gules, tapas de sable.

Emblemata; 2002

Cátedra de Emblemática Barón de Valdeolivos, de la Institución Fernando el Católico, del Centro Superior de Investigaciones Científicas (C. S. I. C.) y de la Excelentísima Diputación de Zaragoza, «Emblemata», Volumen VIII, Emblemata Revista Aragonesa de Emblemática (E. R. A. E.), 454 páginas, 58 ilustraciones, ISSN 1137-1056, Depósito legal Z.3.937 1996, Impreso por la Cooperativa de Artes Gráficas Librería General, Zaragoza, 2002.


Referencia bibliográfica del siglo XXI.

Clasificación: Revista y Lengua castellana.

Autor: Cátedra de Emblemática Barón de Valdeolivos.

Recursos externos:

Separador heráldico

Sigue por: Brian Timms.

 

Dr. Antonio Salmerón y Cabañas,
,
Paseo de la Castellana 135, planta 7a,
28046 Madrid, España.